I Concurso de perfiles de suelos utilizando la herramienta App clima-eda/suelos

En su significado tradicional, el suelo es el medio natural para el desarrollo de plantas terrestres.

El suelo es un cuerpo natural que comprende sólidos (minerales y materia orgánica), líquidos (solución del suelo) y gases que ocurren en la superficie de las tierras, que ocupa un espacio y que se caracteriza por uno o ambos de los siguientes: horizontes o capas que se distinguen del material inicial como resultado de adiciones, pérdidas, transferencias y transformaciones de energía y materia o por la habilidad de soportar plantas en un ambiente natural (Soil Survey Staff, 1999).

El suelo es un cuerpo natural tridimensional, que forma parte de un ecosistema, de ahí que se inicie su estudio en el lugar donde se encuentra el suelo que se quiera estudiar.

El perfil del suelo es un corte vertical del terreno, que permite estudiar el suelo en su conjunto desde su superficie hasta el material originario. Al observar el perfil se distinguen distintas capas denominadas horizontes. Esto horizontes presentan propiedades diferentes, como el color, la textura, la estructura, etc. La existencia de horizontes que no es un requisito imprescindible para que un material pueda considerarse que es un suelo.